¿Podemos encontrar lecciones vitales, organizacionales y empresariales en las decisiones y acciones de los grandes estrategas y tratadistas militares de la antigüedad?

Strattegos es un esfuerzo por reconstruir la sabiduría de los líderes políticos y militares de la historia para la gerencia, el gobierno y el liderazgo contemporáneo.

Verbis: Zhuge Liang y las tropas disciplinadas.

Unas tropas disciplinadas lideradas por un general incapaz no pueden perder. Unas tropas indisciplinadas lideradas por un general capaz no pueden ganar
— Zhuge Liang (181-234)*

*Estratega y consejero militar del reino de Shu durante el segundo periodo de reinos combatientes de China. Sirvió al joven rey de Shu y lideró sus fuerzas en varias campañas en las que sus estratagemas y manejo de tropas inferiores en número a sus enemigos le valió un gran reconocimiento en los otros reinos chinos. Liang prefería las tropas entrenadas y disciplinadas para enfrentarse a fuerzas que, aunque fueran mayores, estaban conformadas normalmente por unidades in experimentadas y a falta de entrenamiento, bastante indisciplinadas. La introducción colectiva en los ejércitos antiguos fue un fenómeno extraño, concentrado sobre todo en los ejércitos imperiales helénicos y romanos desde el siglo III A.C. y un poco después, con el establecimiento del reino Qin, en China. Antes que los mandatarios griegos, la república romana y los reyes chinos establecieron regímenes de entrenamiento y formación táctica de las unidades de sus ejércitos profesionales o semi-profesionales, la preparación para la guerra era un asunto personal. Se entrenaban los ciudadanos griegos en la palestra, los romanos en el Campo de Marte y se reunían las levas campesinas en las potencias semitas de Oriente Medio. Por supuesto, los ejércitos profesionales que podían dedicarse a la guerra (y el entrenamiento) durante todo su tiempo solían ser sustancialmente mejores que las tropas reclutadas a las carreras o confiadas en la valía personal sobre la colectiva. El entrenamiento constante también permitió (y ha permitido) que los soldados que nunca han estado en caombate se´pan qué hacer una vez inicia el caos de la batalla y que sigan las órdenes de sus superiores con mayor certeza y finura.

Verbis: Salustio y la impaciencia.

Verbis: Plutarco y el temperamento de los poderosos.

0